22 thoughts on “Living with hipstergirl and gamergirl No. 392”

      1. Pues aún es muy temprano para dar un veredicto si es mejor o peor la administración, por qué ha habido cambios pero falta ver si es para mejor.

  1. Erase una ves en México

    Saludos a todos los borregos de la 4T
    Y ya no se hagan los tontos en el sentido del periodismo todo sigue igual que en gobiernos anteriores

    O te pagan o te matan pero $i o $i £a £ib€rtad $ale $obrando

  2. en México a eso se le llama “Chayote” (la compra de los medios por parte del estado) y ese termino tiene su historia:
    “En una ocasión, por allá los años 50 o 60, el Gobernador de Tlaxcala, invitó a un grupo de reporteros de la ciudad de México a su entidad para que comprobaran el sistema de riego con el que su gobierno había dotado a los agricultores locales para beneficio de sus cosechas. Los chicos de la prensa viajaban todos en el mismo autobús. Transitaban por la parte seca de la región, no veían ningún verdor ni sistema de riego alguno. El Jefe de Prensa del Mandatario recorrió el pasillo del vehículo repartiendo sobres entre los pasajeros.

    Enseguida, los viajeros se percataron del contenido de los sobres: dinero en efectivo. Ya vieron exclamó el más cínico o ingenioso de los periodistas- ¡qué verdes están los chayotes de aquel sembradío! . Sí, afirmaron todos mientras contaban la cantidad de dinero contenida en los sobres.”

  3. Y el gobierno que más gastó en publicidad en Colombia en toda la historia fue el de Juan Manuel Santos, cerca de 1.500 millones de dólares, una barbaridad 🙁

  4. Acá en Chile la prensa tiene una línea editorial muy marcada, por lo que los medios encontrarán (sin necesidad de dinero extra) bueno y maravilloso el actuar de los políticos cuyas ideas políticas se alinien con la línea editorial del medio, y malos y perjudiciales a aquellos políticos que impulsan ideas contrarias:
    Así los Conservadores a la antigua leen “El Mercurio”, la derecha neoliberal económica “La Tercera” y “La Segunda”, los socialdemócrtatas leen “El Mostrador” y y el satírico “The Clinic”, los comunistas a la antigua “El Siglo”, los que quieren leer titulares sin noticias verdaderamente desarrolladas “Las Últimas Noticias” y “La Cuarta”.

    El caso más patético es Televisión Nacional, que cada vez que camba el sigo político del gobierno, modifica su línea editorial hasta terminar alineado con el gobernante de turno.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *