10 thoughts on “153”

  1. Después de tanto tiempo, sigo pensando lo mismo: lo grave de las caricaturas de Charlie Hebdo es que, al final, solo perpetúa un estereotipo en una población carente de poder para protegerse de las potencias occidentales.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *